domingo, 17 de abril de 2011

Imagino una casa

Imagino una casa rodeada de patios donde la luna juega con los pájaros. Tiene escaleras que conducen a un tálamo de lirios y paredes que guardan del acoso del ruido.
Imagino una casa levantada debajo de las nubes con su techo de estrellas y sus pasillos de sol...
Imagino una casa en donde no entra el tiempo, en donde vive el aire convertido en suspiro, donde luciérnagas alumbran las alcobas y en las fuentes bebe el colibrí.

Su corazón no se ubica en la cocina como en todas las casas, sino en las huellas  del hombre que la habita. Él tiene identidad de grillo, conoce las señales de las aves, 
que pusieron sus alas a sus pies, y en sus manos conserva la herencia de los sueños.

La casa tiene una tapia que llega al cielo, cubierta de flor y musgo, que por las madrugadas despide aromas de sándalo para atraer gacelas...

Imagino esa casa dentro de mi corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada